Noticias

16 Junio 2004 - Updated on 20 Enero 2016

Amenazados de expulsión dos periodistas noruegos


Reporteros sin Fronteras está muy preocupada por la detención, el 16 de junio, de Tor Dargfinn Dommersnes y Fredrik Fervem, respectivamente periodista y fotógrafo del diario noruego Stavanger Aftenbladet, después de que fueran declarados "persona non grata". La organización pide a las autoridades marroquíes que permitan trabajar libremente a estos periodistas, que han cumplido con todas las formalidades necesarias, y recuerda las recientes expulsiones del periodista noruego Eric Hagen, ocurrida el 5 de abril de 2004, y de la periodista y la fotógrafa francesas Catherine Graciet y Nadia Ferroukhi, el 28 de enero de 2004.

"Las autoridades marroquíes vigilan muy de cerca las actividades y los desplazamientos de los periodistas, e intentan impedir cualquier reportaje independiente sobre la cuestión del Sahara occidental. Hemos recogido testimonios de periodistas extranjeros que, en el momento de ser detenidos y expulsados, ni siquiera se habían entrevistado todavía con sus interlocutores. Lo que induce a creer que a los periodistas extranjeros les siguen y les escuchan. Estas detenciones, y estos obstáculos a la libertad de información, son muy graves. Pedimos a las autoridades marroquíes que reconsideren su decisión de expulsar a Tor Daghfinn Dommersnes y Fredrik Refvem", ha declarado la organización.

Cuatro agentes de los servicios de seguridad detuvieron a los periodistas el 16 de junio, a las seis de la mañana, en su habitación del Hotel Sofitel de Rabat, con el argumento de que eran "persona non grata" y que "violaban las leyes marroquíes". Los periodistas disponían de visado de prensa y autorización para fotografiar.

Llegados tres días antes, se disponían a entrevistar en Rabat, el 16 de junio a las 10 de la mañana, a una persona sobre la cuestión del Sahara occidental. Dagfinn Mommersnes telefoneó la víspera a ese contacto desde el hotel, para fijar una cita. "Probablemente los servicios de seguridad estaban al corriente de mi llamada, que sin ninguna duda es el motivo de nuestra detención", ha declarado por teléfono Dagfinn Mommersnes a Reporteros sin Fronteras, cuando se encontraba a punto de ser expulsado a Francia.

Reporteros sin Fronteras recuerda que el 5 de abril de 2004, el periodista noruego Eric Hagen fue expulsado de Laâyoune (sur de Marruecos) a Mauritania. Detenido por la policía, este periodista independiente se encontraba en Laâyoune para entrevistarse con militantes de los derechos humanos y ex presos políticos. Interrogado por la policía durante varias horas acerca de las razones de su estancia en el Sahara, al periodista le acusaron de connivencia con el Frente Polisario. Expulsado a Mauritania, estuvo escoltado por dos policías durante las 26 horas que duró el viaje en autobús. Le devolvieron el pasaporte en la frontera mauritana. Sabiendo que los periodistas no eran bien recibidos en el Sahara occidental, se había presentado como turista. "Por otra parte, durante los interrogatorios las autoridades no me pidieron nunca mis autorizaciones. Me expulsaron porque tenía que entrevistarme con algunos militantes de los derechos humanos, tachados de separatistas por la Policía, y porque mi visita era una "provocación al reino", declaró Eric Hagen a Reporteros sin Fronteras.
El 28 de enero de 2004 fueron expulsadas Catherine Graciet, periodista independiente, y Nadia Ferroukhi, fotógrafa, cuando se dirigían a Laâyoune para entrevistarse con militantes de los derechos humanos, favorables a la autonomía del Sahara occidental. En la mañana del 28 de enero, antes de marcharse de Agadir, habían entrevistado a algunos estudiantes, sobre la situación en el Sahara. Detenidas pocas horas más tarde en un control en Tarfaya, las fuerzas de seguridad interrogaron ampliamente a las periodistas, y después las volvieron a llevar a Agadir, para expulsarlas a Francia. El cónsul de Francia, al que pidieron ver en su calidad de ciudadanas francesas, no consiguió poder verlas.